RUTAS DE 
SUBMARINISMO

Ruta Submarinismo Toix

El vértice exterior en el que culmina la pared del Mascarat es el destino de esta incursión al azul. La inmersión la haremos en este precioso entorno, fondeando la embarcación bien antes de girar el cabo. Tras descender por el cabo e identificar en la pared el punto de inicio, ganaremos algo de profundidad y avanzaremos paralelos a la pared rumbo aproximado SE, aumentando progresivamente la profundidad según nos vayamos acercando a la punta. En un principio el fondo arenoso está salpicado de piedras de poco tamaño, que van resultando mayores a medida que ganamos profundidad, apareciendo finalmente en forma de grandes bloques de roca a modo de isletas sumergidas, rocas que podemos ir escudriñando en busca de las habituales langostas y cigarras de mar, brótolas y corvinas así como morenas y congrios, especies todas ellas propias de sustratos rocosos. El regreso lo haremos buscando la pared para reducir la profundidad, pared a menudo tapizada de anémona incrustante amarilla.

Ruta Submarinismo Mascarat

Saliendo de Altea rumbo N encontramos los acantilados del Mascarat, en los que aún se pueden observar las pequeñas casetas y escalas de cuerda que, antaño, utilizaban los pescadores locales en la tradicional y peligrosa arte de pesca als penyasegats. Fondeando bajo una de esas casetas, descenderemos a un fondo de posidonia y arena con algo de roca dispersa, a –13 mts para, avanzando un poco mar adentro encontrar enseguida dos grandes piedras que destacan en el despejado paisaje, piedras en las que con suerte se puede ver alguna langosta. Tras rodearlas tomaremos rumbo a la pared y la arena va dejando paso a rocas de desprendimiento que podemos ir curioseando dejando a nuestra izquierda la perpendicular pared en la que aparecen algunas rasgaduras a modo de cicatrices o toboganes. Al llegar a una profundidad de unos -15mts la pared se recoge hacia dentro formando la boca de un breve túnel sin salida en cuyo interior suele haber alguna corvina. Seguiremos avanzando por la pared hasta que el aire nos marque el momento del regreso, en que invertiremos el sentido y dejaremos ahora la pared a nuestra derecha mientras vamos ascendiendo progresivamente para reducir adecuadamente el exceso de nitrógeno. Al llegar a la altura del fondeo y a una cota de -5mts encontramos la entrada a una pequen?a chimenea por la que, si las condiciones lo permiten, podemos pasar y observar los estupendos contraluces que forman unos arcos, encontrándose la salida a -3mt.

Ruta Submarinismo Isla Mitjana

También conocida como Peñas de Arabi, la Mitjana es una isla de perfil curiosamente parecido al de la cercana isla de Benidorm, aunque sensiblemente más pequeña. A poco más de 3 millas del puerto de Altea y a los pies de la Serra Gelada, este enclave nos brinda una nueva ocasión de disfrutar de una variedad y cantidad de vida poco habitual. Son posibles diversas opciones a la hora de bucearla, como optar por recorrer una de sus caras; así, en la cara Este alcanzaremos una profundidad máxima de 30 metros mientras que en la cara Oeste no pasaremos de los 15 metros. No obstante, si nuestro consumo de aire es moderado, podemos acometer la vuelta completa a la isla. Se suele comenzar desde una boya situada en la punta Sur, a unos 8 metros de profundidad, desde donde, si la eventual presencia de corriente no aconseja otra cosa, podemos dirigirnos a la isla e ir dejando sus paredes a nuestra izquierda. En este primer tramo el fondo es abundante en posidonia y arena, apareciendo progresivamente algunas rocas de mediano tamaño que comienzan a alojar corvinas, serranos y pulpos. A medida que vamos virando a rumbo Norte, la pared cae ahora verticalmente hasta alcanzar la cota máxima de 30 metros, donde advertiremos una sensible bajada de temperatura por la habitual termoclina, más perceptible en los meses estivales. Surgen aquí grandes piedras donde encuentran refugio algún congrio de considerable tamaño, langostas y brótolas. En la pared hay tramos con abundante tapiz de anémona incrustante amarilla, y más cerca de la base, presencia de gorgonia amarilla y anaranjada, detalles que merece la pena observar por su extraordinaria belleza y colorido. Según vamos aproximándonos a la punta Norte y comenzamos el giro hacia el Oeste, se reduce progresivamente la profundidad volviéndose más clara y cálida el agua, retomándose la presencia de posidonia y pequeñas rocas, hasta regresar al punto de inicio. Sin duda, ésta es una inmersión completa, con abundancia de vida y en un marco de una belleza excepcional.

 

Ruta Submarinismo El Collado

El Mascarat es una larga pared que, desde Altea se extiende hacia el norte culminando en la punta conocida como Morro de Toix, y que es emplazamiento de numerosas e interesantes inmersiones en distintos tramos. En este caso fondeamos en una zona de vistosas mordidas en el acantilado. El fondo es de la misma naturaleza que el de las otras zonas del Mascarat: paredes que penetran en el agua, unas veces verticalmente y otras a modo de suave ladera y próximos a ella, bloques de roca de considerable tamaño entre los que encuentran refugio tordos, brótolas, corvinas así como otras especies menores, y que sirven también de coto para otros depredadores como la morena o la dorada. A medida que nos separemos de la pared el fondo aparece salpicado de piedras más pequeñas, claros de arena, y amplias colonias de posidonia. La ruta aconsejada consiste en fondear a unos 50 mts del acantilado, justo encima de un barco de pesca hundido de unos 15 mts de eslora que a una profundidad de –21mts reposa en rumbo 0o. Después de recorrerlo detenidamente nos dirigiremos hacia la pared que podemos recorrer hacia izquierda o derecha en función de la eventual corriente. En la pared se localiza alguna cueva a la que nos podemos asomar brevemente pues como sabemos, la exploración de cuevas requiere de los adecuados conocimientos y equipo. Sin duda una inmersión muy completa y agradable que tiene como colofón el siempre interesante hallazgo de un pecio.

 

Ruta Submarinismo La Pileta

Saliendo del puerto de Altea y poco después de pasar la punta del Albir se forma una protegida ensenada de aguas poco profundas en la que destacan dos pequeños islotes próximos a la costa. Fondeamos enfrente del más grande, dejándolo en rumbo SE. Aquí la profundidad no supera unos 5m. Descendemos y nos dirigimos hacia el islote para rodearlo por su parte exterior. El fondo inicialmente constituido por cantos rodados y pequeñas rocas pasa progresivamente a dibujar un rosario de grandes piedras, en ocasiones solapadas unas sobre otras formando entre ellas aberturas como ventanas al mar y caprichosas formas. Podemos ir visitándolas y descubriendo las mil y una sorpresas que en forma de gorgonias, pulpos, morenas y numerosos peces como corvinas, sargos reales y mojarras, abundan y se refugian en los múltiples escondrijos que las jalonan. A medida que avancemos hacia mar abierto el fondo pasa a ser arenoso, momento de regresar para pasar entre los 2 islotes a través de un estrecho desfiladero que forma vistosos contraluces. Otra vez dentro de la ensenada, rodeamos ahora el islote y pasamos entre él y la pared de la costa a través de un nuevo pasillo a modo de garganta con las paredes tapizadas de vistosa anémona incrustante amarilla y el suelo alfombrado de canto rodado. Tras visitar las grandes piedras que quedan fuera volvemos al interior de la ensenada pasando nuevamente entre los dos islotes y nos dirigimos al punto de inicio, realizando una cómoda reducción de nitrógeno con la progresiva disminución de la profundidad. En definitiva, una sencilla inmersión apta para todos los niveles en la que debido a la moderada profundidad media podremos disfrutar de abundante luz que generará curiosos efectos en las numerosas aberturas entre las rocas.

 

Ruta Submarinismo Cueva del Elefante

Saliendo desde el puerto de Altea rumbo sur, poco después de pasar el faro del Albir, la pared del litoral dibuja una curiosa forma a semejanza de la cabeza de un elefante debajo de la cual se encuentra sumergida la cueva del mismo nombre, aunque nosotros seguiremos un poco más adelante y fondearemos enfrente de la entrada a otra cueva, llamada del Enanito. Se trata de un buceo poco profundo con máxima de -14mts y una media de unos -8mts, pero que transcurre en un circuito especialmente emocionante por las bonitas cuevas y chimeneas que como auténticas ventanas al azul nos maravillarán continuamente. Nada más descender buscamos la pared y allí la entrada a -8mts a la cueva del Enanito, de portada considerable pero poco recorrido interior. Tras acceder a ella podemos ascender a superficie donde hay una burbuja de aire. Volvemos a descender so?lo un par de metros para ver un iluminado túnel que nos indica la salida por una ventana justo encima de la entrada. Una vez en mar abierto el recorrido consiste en dejar a la izquierda la pared, que se encuentra profusamente tapizada de anémona incrustante amarilla. Esta pared a veces forma recodos a la izquierda, aunque si seguimos las piedras que con más o menos continuidad siguen paralelas a ella, en un rumbo de unos 60o, llegaremos a unos ciclópeas piedras amontonadas que podemos escrutar para luego tomar rumbo 330o a la pared, donde tras vernos forzados a sortear una de estas enormes rocas y ascender brevemente a sólo -3mts, caemos nuevamente a -10mts y accedemos a la cueva del Elefante, que se introduce en el interior de la montaña y nos permite alcanzar la superficie donde también hay una burbuja de aire. Finalmente descendemos y salimos a mar abierto y volvemos al punto de inicio, dejando ahora la pared a nuestra derecha. Aunque no es una inmersión complicada se aconseja realizarla con algún centro de buceo, buen conocedor de la zona. Ojo a los posibles problemas de compensación de tanto subir y bajar.

 

Ruta Submarinismo La Llosa

La Llosa es una montaña hundida con el vértice a unos -7m de profundidad, situada a pocos centenares de metros de la isla de Benidorm con la que guarda un gran parecido en su forma y disposición. En su vertiente E tiene una pronunciada caída hasta un fondo a -30m mientras que en la cara O el aumento de profundidad es más progresivo y suave en forma de ladera. Las dimensiones de la Llosa y los numerosos motivos de interés permiten varias incursiones submarinas, existiendo hasta 3 boyas de fondeo dispuestas para el amarre de embarcaciones. En esta ocasión abordamos la situada más al norte y que desciende hasta la plataforma, a unos -8m. Si seguimos rumbo NE aparece una absorbente caída que, combinada con la estupenda visibilidad que solemos encontrar, nos hará planear hasta un fondo de -29m. Aquí comienza un rosario de grandes rocas que provocan multitud de contraluces y acogen a una abundante vida de considerable tamaño como doradas, dentones, ordenados cardúmenes de corvinas y de sargos y, más agazapados en innumerables huecos, grandes pulpos y vistosas morenas. El recorrido, siguiendo el perfil S de la Llosa que nos quedará a la derecha, consiste en visitar estas colosales rocas, alguna de las cuales es atravesada por un túnel en su base, como la cueva de la Virgen, para, cuando el aire o la acumulación de nitrógeno aconsejen, aproximarse a la pared de la Llosa donde encontraremos unas enormes rasgaduras que podemos tomar de referencia para ir ascendiendo mientras prosiguen los motivos de interés, esta vez en forma de numerosos y coloridos nudibranquios, hasta llegar nuevamente al punto de inicio.